Esta semana hablaremos del informe de la CIA donde se confirma el uso de tortura y malos tratos a detenidos de la “guerra contra el terror”. Alertaremos sobre las detenciones arbitrarias que se están llevando a cabo en Honduras contra los simpatizantes del anterior presidente. Pediremos que no se castigue con vara a una mujer malaya por haber bebido una cerveza. Y exigiremos la libertad inmediata de una mujer indígena mexicana acusada injustamente del secuestro de seis policías.

26 de agosto de 2009
| Producción: URCM
| Duración: 00:07:00

Informe de la CIA confirma el uso de tortura y malos tratos a detenidos de la “guerra contra el terror”

Amnistía Internacional considera un paso positivo el hecho de que la fiscalía de Estados Unidos investigue las torturas de la CIA durante la administración Bush. La organización señala que tras el último informe de la CIA donde se reconocen casos de tortura, y muertes simuladas, entre otros malos tratos a prisioneros, es más importante que nunca llevar a cabo una investigación completa e imparcial sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por la anterior administración estadounidense en el marco de la “guerra contra el terror”. Igualmente Amnistía Internacional pide al presidente Obama que concrete los siguientes pasos que se darán para acabar con el uso de la tortura y los malos tratos.

Detenciones arbitrarias en Honduras

Y en Honduras, Amnistía Internacional ha hecho públicas una serie de fotos y testimonios exclusivos que revelan el brutal trato infligido por la policía y el ejército a manifestantes pacíficos en la capital, Tegucigalpa. La organización ha advertido de que se están utilizando palizas y detenciones en masa para castigar a quienes manifiestan su oposición al golpe de Estado de junio, respaldado por el ejército.

Las fotos y los testimonios fueron recogidos por una delegación de Amnistía Internacional que se entrevistó con muchas de las 75 personas detenidas en la Jefatura Metropolitana nº 3 de Tegucigalpa después de que la policía, respaldada por el ejército, disolviera el 30 de julio una manifestación pacífica.

La mayoría de los detenidos sufría lesiones a consecuencia de los golpes propinados por la policía con porras y de las piedras y otros objetos que les arrojaron. Cuando los detuvieron, no les dijeron a dónde los llevaban, por qué motivo los detenían o cuáles eran los cargos en su contra. Todos quedaron en libertad al cabo de unas horas.

El uso de fuerza excesiva y de detenciones arbitrarias en masa como política para reprimir la disidencia sólo sirve para inflamar aún más las tensiones, y provoca violaciones graves de derechos humanos. Mientras ésta van en aumento, la necesidad de que la comunidad internacional busque una solución a la crisis política se hace cada vez más urgente.

Desde el golpe de Estado el 28 de junio en el que se depuso al presidente José Manuel Zelaya ha habido disturbios generalizados en el país, con frecuentes enfrentamientos entre la policía, el ejército y los manifestantes civiles. Al menos dos personas han muerto por disparos durante las protestas.

Castigo con vara a una mujer malaya por haber bebido una cerveza

Nos detenemos en Malaisia, donde el Tribunal Superior de la Ley Islámica del estado malasio de Pahang condenó a Kartika Sari Dewi Shukarno, de 32 años, a recibir seis golpes de vara y a pagar una multa de 5.000 rupias (unos 1.400 dólares estadounidenses) cuando ésta se declaró culpable de haber consumido alcohol el año anterior en un hotel del lugar. Un castigo que se aplicará una vez haya finalizado el ramadán.

Amnistía Internacional ha pedido al gobierno malaisio que suspenda de inmediato los azotes con vara y derogue todas las leyes que contemplan éste y cualquier otro castigo corporal, prohibidos por el derecho internacional. En la actualidad, los golpes con vara se aplican como castigo suplementario por la comisión de al menos 40 delitos.

En junio de 2009, el gobierno de Malaisia anunció que 47.914 migrantes habían sido condenados a recibir golpes con vara por delitos relativos a la inmigración desde la entrada en vigor de las enmiendas a la Ley de Inmigración en 2002. Al menos 34.923 migrantes han recibido golpes con vara entre 2002 y 2008, según los archivos del departamento de prisiones del país.

Exigimos la libertad inmediata de una mujer indígena mexicana acusada injustamente del secuestro de seis policías

Nos trasladamos a México, donde Amnistía Internacional ha adoptado como presa de conciencia a Jacinta Francisco Marcial, mujer de 46 años condenada injustamente a 21 años de prisión y ha pedido a las autoridades mexicanas que la dejen en libertad de inmediato y sin condiciones.

La organización ha manifestado que a Jacinta se le negó un juicio justo y que está encarcelada debido únicamente a su situación social marginal de mujer indígena, pobre y con limitado acceso a la justicia.

Madre de seis hijos, Jacinta Francisco Marcial, indígena otomí, se encuentra encarcelada desde agosto de 2006. Se le acusa del secuestro de seis agentes de la Agencia Federal de Investigaciones de México, quienes aseguran que ella y otros vendedores de los puestos del mercado de la plaza de Santiago Mexquititlán los tomaron como rehenes en marzo de 2006 durante una operación contra vendedores de DVD “pirata”, en la que los agentes intentaron confiscar productos del mercado y los vendedores les pincharon los neumáticos de algunos de sus vehículos.

Más de cuatro meses después del incidente, el 3 de agosto de 2006, Jacinta fue detenida y conducida a la Procuraduría General de la República. Pero hasta que no la llevaron a la prisión no se enteró de que estaba acusada, junto con otras dos mujeres, del secuestro de los agentes.

La única prueba que había contra ella era una fotografía publicada en el periódico local en la que se la veía detrás de los participantes en la protesta. Jamás se ha presentado ninguna otra prueba de su participación en el incidente.

El 17 de julio de 2009, la Comisión Nacional de Derechos Humanos determinó que había habido graves irregularidades y pruebas falsas en el juicio de Jacinta. La mujer continúa en prisión a la espera del resultado de un nuevo juicio.

Por ello, Amnistía Internacional ha puesto en marcha una ciberacción a través de su web, www.actuaconamnistia.org en la que puedes pedir al presidente mexicano, Felipe Calderón que tome las medidas necesarias para la liberación inmediata y sin condiciones de Jacinta Francisco Marcial.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202130informativoai.mp3
MP3 |3.9 MB




202129informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202128informativoai.mp3
MP3 |2.3 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 253