Hoy condenaremos los abusos de derechos humanos perpetrados por ETA en la última semana. Denunciaremos también los homicidios ilegítimos cometidos por las fuerzas de seguridad nigerianas en el norte del país. Y por último, os contaremos las conclusiones de la visita de Amnistía Internacional a Perú.

8 de agosto de 2009
| Producción: URCM
| Duración: 00:06:30

Abusos de derechos humanos perpetrados por ETA

Comenzamos hoy en España. Ante los ataques indiscriminados de los últimos días y cuando se cumple el 50 aniversario de la creación de ETA, Amnistía Internacional ha reiterado una vez más su condena sin reservas a los graves abusos contra los derechos humanos cometidos por ETA. La organización rechaza de forma categórica cualquier argumento u objetivo que pretenda justificar estos abusos e insta una vez más a ETA a poner fin de inmediato y con carácter definitivo a su campaña de homicidios, amenazas, y hostigamiento.

El 30 de julio dos guardias civiles, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva, morían en un atentado atribuido a ETA en Mallorca. Este atentado siguió a otro cometido el día anterior y también atribuido a ETA, cuando una furgoneta bomba explotó en plena noche en una casa cuartel donde viven familias de guardias civiles.

Por todo esto, Amnistía Internacional ha pedido que se abra una investigación exhaustiva de los hechos y se lleve ante la justicia a los responsables de estos abusos contra los derechos humanos.

Nigeria: homicidios ilegítimos cometidos por las fuerzas de seguridad

Nos vamos ahora hasta Nigeria. Amnistía Internacional ha condenado los homicidios ilegítimos perpetrados por las fuerzas de seguridad nigerianas durante los recientes combates en el norte del país, y ha pedido que se investigue el homicidio bajo custodia de Mohammed Yusuf, al parecer líder de la secta Boko Haram, a manos de las fuerzas de seguridad el pasado jueves 30 de julio.

Los combates comenzaron el 26 de julio en Bauchi cuando unos hombres armados, miembros de la secta religiosa Boko Haram, atacaron una comisaría. Posteriormente se produjeron ataques contra instalaciones policiales y gubernamentales en varios estados. El 30 de julio, 200 personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad nigerianas cuando trataban de huir a Maidaguri, y según las informaciones recibidas por Amnistía Internacional, sólo en Bauchi ha habido al menos 55 muertes y 176 detenciones.

Amnistía Internacional ha pedido que toda persona responsable de homicidios ilegítimos sea puesta a disposición judicial, incluidos los oficiales que ordenen o toleren estos homicidios por parte del personal a su mando. Aunque el Gobierno de Nigeria afirma tener una política de tolerancia cero con las ejecuciones extrajudiciales y la tortura a manos de la policía, el ejército está implicado con frecuencia en ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de derechos humanos, especialmente en el Delta del Níger. El uso excesivo de la fuerza por parte del ejército en enfrentamientos es algo frecuente y a menudo se salda con la muerte de personas ajenas a los combates. También la organización ha hablado con familiares de personas arrestadas y detenidas por la policía nigeriana cuyo paradero se desconoce.

Conclusiones de la visita de Amnistía Internacional a Perú

Y acabamos esta semana en Perú. Desde hace un año, Amnistía Internacional ha venido siguiendo con gran preocupación las protestas de los pueblos indígenas de la Amazonía peruana que reclaman su derecho a la consulta previa, libre e informada en relación a los decretos ley aprobados en junio de 2008. Tras los graves abusos ocurridos el 5 de junio en la Amazonía, la organización ha visitado Lima y la zona de Bagua, para constatar in situ las denuncias recibidas.

Amnistía Internacional ha lamentado la muerte de 23 policías y 10 ciudadanos, así como la desaparición del mayor de la policía, Felipe Bazán, que sigue en paradero desconocido. Aunque Amnistía Internacional reconoce el derecho y la obligación del Estado de mantener el orden público y restablecerlo cuando sea necesario, ha recordado a las autoridades peruanas que toda acción de las fuerzas del orden debe realizarse dentro del marco de la ley y la protección de los derechos humanos.

Durante la visita de Amnistía Internacional a Perú, la organización ha podido constatar el uso excesivo de la fuerza empleado por las fuerzas del orden. Así, al menos 200 personas resultaron heridas el 5 de junio. La organización también ha podido corroborar maltrato a personas indefensas, incluso a personas heridas que se encontraban en ambulancias, y el uso de armas de fuego de forma indiscriminada y desproporcionada contra personas desarmadas.

Lo único positivo que ha surgido tras los tristes sucesos del 5 de junio es que el Gobierno admite ahora su obligación de realizar una consulta previa, libre, e informada y de buena fe con los pueblos indígenas. Las autoridades deben ahora garantizar que dicha consulta se realiza a través de los representantes de los pueblos indígenas libremente elegidos por ellos y de acuerdo a sus costumbres. En este sentido, la organización ve con preocupación la naturaleza de los cargos presentados contra varios dirigentes indígenas que en opinión de la organización son desproporcionados, no sustentados y podrían ser políticamente motivados.

Además, Amnistía Internacional ha pedido que se realice una investigación exhaustiva, imparcial e independiente para esclarecer todos los hechos y establecer todas las responsabilidades. Asimismo el Estado debe garantizar una adecuada reparación para todas las víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202130informativoai.mp3
MP3 |3.9 MB




202129informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202128informativoai.mp3
MP3 |2.3 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 253