Esta semana nos haremos eco de la decisión de la Unión Europea de facilitar la puesta en libertad a los todavía detenidos en Guantánamo. Hablaremos después de la situación en Kosovo, diez años después de finalizada la guerra. Y por último, denunciaremos la impunidad que sigue existiendo en relación a la represión de la plaza de Tiananmen, cuando se cumple el 20 aniversario de estos trágicos sucesos.

10 de junio de 2009
| Producción: URCM
| Duración: 00:06:00

Decisión de la Unión Europea de facilitar la puesta en libertad a los todavía detenidos en Guantánamo

En los últimos días, Amnistía Internacional ha acogido con satisfacción el acuerdo alcanzado por los Estados miembros de la Unión Europea para la puesta en libertad de los detenidos de Guantánamo en condiciones de seguridad. Este es un paso positivo, pero es imprescindible a su vez el compromiso de Estados Unidos para acoger en su territorio a detenidos a los que no tenga la intención de procesar y que no puedan ser devueltos a sus países de origen.

Hasta el momento, las autoridades estadounidenses no han formulado ningún compromiso público que indique que acogerán en su territorio a cualquiera de estos detenidos. De hecho, la administración de Estados Unidos está argumentando en la Corte Suprema, que los tribunales estadounidenses no deben ser autorizados a ordenar la puesta en libertad de detenidos en territorio estadounidense, afirmando que esto podría socavar los esfuerzos desplegados para reasentarlos en otros países.

Amnistía Internacional exhorta a que se ofrezca a todos aquellos detenidos que no vayan a ser acusados formalmente y que no puedan ser devueltos a sus países de origen por los riesgos de sufrir tortura u otras violaciones de derechos humanos, la posibilidad de ser acogidos en Estados Unidos una vez libres. Igualmente, Amnistía Internacional lleva tiempo instando a otros gobiernos a que ayuden a poner fin de inmediato a estas detenciones ilegítimas y a facilitar el cierre rápido del centro de detención de Guantánamo.

Kosovo, diez años después de la guerra

Nos vamos ahora hasta Kosovo. Amnistía Internacional acaba de hacer público un informe con motivo del décimo aniversario del fin de la guerra de Kosovo. En este informe, Amnistía Internacional ha documentado cómo durante los diez últimos años el Gobierno serbio y las autoridades de Kosovo, incluida la Misión de Administración Provisional de Naciones Unidas, no han investigado ni procesado a los responsables de las numerosas desapariciones forzadas y secuestros que tuvieron lugar en la zona.

Durante la guerra de Kosovo, más de 3.000 personas de etnia albanesa fueron víctimas de desaparición forzada a manos de la policía y las fuerzas militares y paramilitares serbias. Alrededor de 800 personas serbias, romaníes o pertenecientes a otras minorías, fueron secuestradas por miembros del Ejército de Liberación de Kosovo, en la mayoría de los casos después de acabar el conflicto armado internacional en junio de 1999, y bajo el mando de la fuerza para el mantenimiento de la paz dirigida por la OTAN.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades serbias y kosovares, incluida la misión para el Estado de derecho en Kosovo dirigida por la Unión Europea, que cooperen en la investigación de los casos de desaparición y secuestro para que se pueda informar a los familiares de las víctimas de su suerte y llevar a los responsables ante la justicia.

Tiananmen, sigue la impunidad tras 20 años

Y acabamos hoy con otro aniversario, esta vez en China. En la noche del 3 al 4 de junio de 1989, tropas armadas y cientos de vehículos blindados entraron en Pekín para reprimir las manifestaciones pro-democracia, disparando a manifestantes o a cualquier otra persona que encontrasen en su camino. Cientos de civiles desarmados, incluidos niños y ancianos, murieron por los disparos de las tropas.

En el 20 aniversario de la matanza de Tiananmen, Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades chinas que abran una investigación transparente e independiente sobre la represión militar de 1989, y que reconozcan públicamente las violaciones de derechos humanos que tuvieron lugar y la legitimidad de las protestas pro-democracia.

También deben ser puestas en libertad todas las personas que han sido encarceladas por ejercer su libre derecho a la libertad de expresión. Una de ellas es Huang Qi, condenado a cinco años de prisión por mantener un debate en Internet sobre las protestas de Tiananmen. Entre las “pruebas” presentadas contra él figuraba haber colgado en su web un documento de Amnistía Internacional. Quedó en libertad en 2005. Pero en junio de 2008 fue detenido de nuevo, aparentemente por prestar ayuda a familiares de víctimas del terremoto de Sichuan ocurrido el año pasado.

Por Huang Qi, y por los cientos de personas que permanecen presas por expresar su opinión pacíficamente, Amnistía Internacional ha lanzado una ciberacción para pedir a las autoridades chinas justicia para las víctimas y un compromiso real con los derechos humanos. Podéis firmar esta acción en nuestra web, www.actuaconamnistia.org

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202130informativoai.mp3
MP3 |3.9 MB




202129informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202128informativoai.mp3
MP3 |2.3 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 253